Hiram Bingham descubridor de Machu Picchu, 100 años del descubrimiento de Machu Picchu, Melchor Arteaga, Giesecke, Ciudad perdida de Vilcabamba

Hiram  Bingham

El descubrimiento de Machu Picchu: Hiram Bingham

Hiram Bingham (1875-1956) hizo su primer viaje al Perú en 1911 siguiendo la huella de Simón Bolívar, una vez en el Cusco reoriento su expedición a hacia los vestigios incas, muchas de las cuales se encontraron en el corredor del Rio Vilcanota-Urubamba. El profesor norteamericano Hiram Bingham se interesaba por encontrar la ciudad perdida de Vilcabamba; último lugar donde los Incas se ocultaron.

Un americano el Dr. Giesecke, entonces rector de la Universidad San Antonio Abad del Cusco, tiene conocimiento de la existencia de varias ruinas incaicas, en la localidad de Mandor, provincia de la Convención, una de estas era Machu Picchu, Giesecke conocedor del interés de Bingham lo pone al tanto de estos hechos.

Ya anteriormente, Charles Wiener, científico austriaco-francés recorrió los Andes de1875 a 1877, en su libro Perú y Bolivia: relato de viaje Wiener menciona claramente la referencia a un lugar llamado Machu Picchu, al que se disponía a ir, pues ya tenía hasta a los guías contactados. No se conoce la razón por la que no llego a explorar Machu Picchu.

El 23 de julio de 1911 el grupo de Bingham llega a inmediaciones de la ciudadela de Machu Picchu. Las condiciones climáticas eran muy malas, se alojaron en la casa de campesinos que vivían por la zona, aquí el profesor se entera de unas ruinas que existían por los alrededores, él ofrece un dólar de plata al campesino Melchor Arteaga por llevarlo al lugar descrito.

El 24 de Julio, Bingham, el campesino y un representante del gobierno peruano fueron a pesar del mal tiempo, nubes grises y lluvias tropicales. Los otros miembros del equipo prefieren permanecer en el sitio y lavar sus ropas. El profesor y los dos acompañantes tuvieron que cruzar el salvaje río Vilcanota a través de un endeble puente de troncos y luego trepar 700 metros de una empinada montaña. A mitad de camino se encuentran con niños campesinos de la zona, que sirven de nuevos guías, ya que ellos conocían toda la zona. Debieron trepar los terraplenes Incas hasta que finalmente su persistencia fue recompensada. Quedo parado frente a las paredes del Machu Picchu. La vegetación tropical había cubierto las ruinas, ciertas zonas estaban a la vista.

Hiram Bingham realizo en total 3 viajes al Perú el primero fue en 1911, en aquella oportunidad solo estuvo medio día en Machu Picchu, niños de la zona lo guiaron el tomo varias fotografías, logro captar el templo de las 3 ventanas, el Torreón. Solo después de regresar a Estados Unidos cayó en cuenta de la importancia del sitio que había estado y decidió volver con el financiamiento de la Universidad de Yale y The Nacional Geographic Society en 1912. En sus distintas expediciones  Bingham llego a tomar alrededor de 11.000 fotos del complejo.

En su libro "El descubrimiento del Machu Picchu" el escribió lo siguiente: "De repente me encontré parado frente a las paredes de una ruina y casas construidas con la mejor calidad del arte inca. Las paredes fueron difíciles de ver ya que los arboles y el musgo habían cubierto las piedras por siglos. Pero en la sombra del bambú y trepando los arbustos estaban las paredes visibles echas de bloques de granito blanco cortados con la más alta precisión. Encontré brillantes templos, casas reales, una gran plaza y miles de casas. Parecía estar en un sueño".

A Partir de los años 20 del siglo pasado recién empieza los trabajos de excavación y consolidación de Machu Picchu, esto continua hasta la década del 1950 cuando el complejo es abierto al turista.